La tendencia de maquillaje de ojos metalizado

La tendencia del maquillaje de ojos efecto metalizado vuelve con fuerza este invierno. Además, no se limita al plata, oro y bronce, sino que podemos encontrarlo en un sinfín de tonalidades diferentes. ¿No sabes por dónde empezar? Te dejamos con nuestros looks favoritos. ¡A brillar!

En ciertas ocasiones especiales nos apetece lucir un maquillaje igual de espectacular. Para ello te traemos un paso a paso con el que conseguir unos ojos con make up metalizado que resalten nuestra mirada. Inspirándonos en las propuestas de pasarela de Anna Sui para esta temporada, te damos todas las claves para que lo consigas.

Lo primero que debes hacer es aplicar un poco de tu base de maquillaje en todo el párpado. Luego, con una brocha en ángulo, aplica la sombra de ojos con efecto metalizado que hayas escogido por el párpado, trazando una línea que vaya desde la esquina interior del ojo hacia la esquina exterior del mismo, y rellenando con color el resto. Puedes también difuminar los bordes del párpado. En vez de una brocha, puedes utilizar una sombra de ojos en lápiz que hará más fácil la aplicación, como el nuevo Color-Up Long Lasting Eyeshadow, de Kiko Milano (20 euros).

Ahora debes dibujar una línea gruesa de color debajo de las pestañas inferiores, de una esquina a otra. Puedes entonces dar luminosidad a tu mirada aplicando unos toques de sombra en color oro en el interior del ojo. Para añadir mayor volumen, utiliza una máscara de pestañas con un cepillo efecto extensión, que aporte longitud y densidad.

Recuerda que puedes utilizar sólo un tono de sombra de ojos o combinar dos, dejando entonces el párpado superior en un color y el de abajo en otro. Crearás así contraste cromático, una de las tendencias en maquillaje para esta temporada.

Si eres de las que se atreven a innovar con el maquillaje, píntate los labios en un tono rojo como proponía Anna Sui en su desfile para un look de impacto. ¿Te atreverás?

Los “sí”

– Crear un punto de atracción: la clave es crear un equilibrio y combinar los tonos metálicos con tonos neutros. Por ejemplo, una sombra dorada irá bien con un labial nude o un poco de brillo. La clave es no caer en un efecto demasiado recargado.

– Reservarlos para la noche: un toque de brillo le subirá la apuesta a un look. Por eso, estas texturas son aliadas imbatibles en los maquillajes para fiestas o más sofisticados.

– Empezar de a poco: es recomendable agregar el producto paulatinamente hasta lograr el efecto deseado. Muchas veces, unas ligeras pinceladas serán suficientes y otras, hará falta hacer algunas pasadas.

Las sombras metálicas destacan al máximo la mirada.

Las sombras metálicas destacan al máximo la mirada.

Iluminador, el cosmético que levanta el resultado de un makeup

Los “no”

– Utilizarlos para disimular imperfecciones: mientras más lejos se encuentre el tono metálico, menor será la atención sobre ese punto. Esto conviene tener en cuenta cuando se busque minimizar un rasgo determinado.

– Colocarlos en labios sin delineado: las bocas metalizadas son protagonistas de la temporada. Sin embargo, es obligatorio su definición de los labios con un delineador del mismo tono del labial. De lo contrario, quedarán deslucidos y desprolijos.

Los tonos cobre, una opción para quienes buscan un detalle original en el maquillaje.

Los tonos cobre, una opción para quienes buscan un detalle original en el maquillaje.

– Elegirlos para pieles con textura irregular: cuando hay pliegues en los párpados, líneas de expresión en el contorno de ojos o en la comisura de los labios, lo mejor es evitar las sombras, delineadores o labiales metálicos.

A %d blogueros les gusta esto: