Esta adorable pero muy adorable ninfa no se puede resistir a un buen tambor, en verdad que tiene mucho ritmo

Una cacatúa ninfa protagoniza una encantadora escena en la que se siente atraída por el sonido de un tambor de juguete el cual está siendo golpeado por su dueño.

El animal una vez escucha cómo golpea su dueño el tambor inmediatamente entra en ritmo moviendo su cabeza con cada golpe que escucha y luego se acerca al instrumento de percusión para probar un poco tocándolo con su pico.

El resultado es bastante gracioso pues parece una especie de batalla para ver quien tiene la capacidad de hacer el redoble con más ritmo; incluso cuando el dueño del ave incrementa la intensidad del redoble, el animal intenta igualarlo en velocidad.

La inédita escena nos muestra cómo la naturaleza siempre tiene formas de demostrar cuán original puede resultar el comportamiento animal.

Dale un vistazo al video a continuación donde se puede apreciar la divertida y original escena del ave maestrando su talento para la percusión.

A %d blogueros les gusta esto: