Director de Cabrera Plus Mario Rondon felicita a su hija Mariluz Rondón en su cumpleaños

El cumpleaños de una hija es una fecha única que año a año evoca recuerdos y sentimientos de todo tipo en los padres: la alegría de su llegada, la emoción por sus primeros pasos, la preocupación por su futuro y desarrollo incluso hoy o el orgullo por cada uno de sus logros.

Vislumbrar cómo cada año tu hija suma experiencias buenas y malas, aprende a levantarse de los fracasos, se transforma en una mujer aunque en el fondo siempre será tu niña y cumple con sus sueños y proyectos es una experiencia que transitan todos los padres.

Encontrar las palabras o frases justas para cada sentimiento no es una tarea sencilla: las emociones nos envuelven en un torbellino de sensaciones que hacen difícil seleccionar muchas veces las correctas. Se puede decir mucho en pocas palabras o encontrar un vacío en textos enormes: no es tan importante la cantidad de lo que se dice sino su calidad. Una simple oración puede retumbar y quedar en la mente para siempre y convertirse en un nexo más entre padres e hija.

Los años pasan y los niños crecen, pero tu niña siempre será la pequeña a la que quieres proteger y brindarle lo mejor, expresarle tu apoyo y decirle lo mucho que la amas. No debes ocultar tus sentimientos, el vínculo con ella es un bien preciado que perdura toda la vida sin importar la edad ni el paso del tiempo.

Un cumpleaños es una ocasión de alegría y celebración, y ofrece la oportunidad de recordarle a tu hija todo lo que sientes por ella y lo feliz que te hace. Más allá de los regalos materiales que pueda recibir, obsequiarle bellas y elocuentes palabras puede marcar la diferencia. Tú la conoces cómo nadie pese a las distancias generacionales y recuerda que tu saludo debe ser muy especial y sin duda ella lo esperará con ansias. Un poema, una frase, un verso es la dedicatoria que coronará los festejos del aniversario. Encuentra la inspiración y confía en tu instinto de padre o madre para elegir esa cita que hará emocionar a tu hija el día de su cumpleaños y que recordará para siempre.

Hoy es día de celebrar el momento en que naciste y te convertiste en la reina de mi corazón. ¡Feliz cumpleaños, hijita!

Te amo más que a todo en la vida, y mi felicidad es también la tuya. Y créelo, mi amor: lucharía contra lo que fuera necesario para poder verte feliz, para que puedas llegar a donde sueñas.

Hoy te deseo un día de alegrías, regalos y sonrisas en compañía de aquellos a quienes más amas en la vida. ¡Muchas felicidades, cariño mío!

El equipo de Cabrera Plus se unen a las felicitaciones para Mariluz Rondón, que Dios la bendiga siempre..

A %d blogueros les gusta esto: