CAASD: en 10 años ríos Ozama e Isabela estarán saneados

423234de0bb505d06e985cb27c268473_300x226A diez meses de ponerse en marcha la construcción de la primera planta depuradora de aguas residuales de los ríos Ozama e Isabela, ya se aprecia la magnitud de la obra.

Se trata del proyecto Llave en Manos, que lleva a cabo la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), el cual beneficiará a 450 mil habitantes.

La planta depurará 1.2 metros cúbicos por segundo de las aguas residuales de 21 sectores de la parte norte del Distrito Nacional y tres de Santo Domingo Norte, contribuyendo con la rehabilitación y preservación de los ríos Ozama e Isabela.

La estación de la planta de aguas residuales más grande del país se construye en un terreno de 250 mil metros cuadrados, ubicado a orillas de la avenida Jacobo Majluta, próximo al cementerio Jardín Memorial.

El proyecto es financiado por Deutsche Bank a un costo de 55,743,480 euros, que convertidos a pesos dominicanos asciende a dos mil 938,796,265 millones.

El encargado de ingeniería de la Unidad Ejecutora de Proyectos de la CAASD, Luis Báez, afirmó que si se ejecuta el plan de alcantarillado sanitario, en diez años los ríos Ozama e Isabela estarán completamente saneados.

“Yo te puedo asegurar que si retiramos toda la contaminación que va a los ríos, estamos hablando de una carga contaminante enorme, en diez años los ríos estarán limpios”, sostuvo el ingeniero.

Según explicó a elcaribe, el encargado de la Unidad Ejecutora de Proyectos y Sectorial, Yoni Batista, de la CAASD, la obra civil se encuentra en un 20 %.

Indicó que hasta el momento se han importado desde España el 50 % de los componentes de los equipamientos que se utilizarán en las estructuras de la planta depuradora. Actualmente, se trabaja en los filtros, en los decantadores primarios y secundarios y en el desarenador.

Dijo que a pesar de que tuvieron 50 días sin laborar, a causa de las lluvias, los trabajos marchan al ritmo del cronograma establecido. Vicente Durán, encargado de obra de la empresa contratista Incatema Consulting , responsable de la ejecución del proyecto de gran impacto medioambiental, alrededor de 250 personas trabajan en la construcción de la planta.

El proyecto contempla una segunda y tercera fase consistentes en la ampliación de la planta de tratamiento. Se enfocarán en el desarrollo del sistema de drenaje sanitario del municipio Santo Domingo Norte. El decreto 260-14 declara de alta prioridad nacional el saneamiento y uso sostenible de los ríos Ozama e Isabela.

Rehabilitación de 3,600 kilómetros de redes

El “plan maestro” contempla también la rehabilitación y expansión de 3,600 kilómetros de redes, 535 mil 700 conexiones domiciliarias, la colocación de 306 redes principales; así como troncales e interceptores sanitarios, 34 estaciones de bombeo, la restauración de cuatro plantas de tratamiento existentes y la instalación de cuatro emisarios submarinos. Actualmente, sólo el 18% de las calles de Santo Domingo disponen de redes de recolección de aguas.

Fuente: El Caribe

A %d blogueros les gusta esto: